EMDJ73 ¿Y qué es la verdad? - Juan 18:37-38

JUAN 18:37-38

37 Le dijo entonces Pilato: «¿Así que tú eres rey?» Respondió Jesús: «Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.» 38 Le dijo Pilato: «¿Y qué es la verdad?» 

REFLEXIÓN: ¿Y qué es la verdad?, aunque esta pregunta parece sencilla, muchos no se han sentado a interiorizar y poner en práctica el conocimiento de la verdad a que se refiere las Escrituras cuando llama a los hijos de Dios. La verdad está siendo pisoteada por la visión global de que no existe la verdad absoluta, sino que cada uno tiene un conocimiento de la verdad, y debe ser respetada en el nuevo mundo de la diversidad cultural, pero vemos en el texto guía que Jesucristo vino a dar testimonio de la verdad, y a qué verdad se refería, puesto que la respuesta a la pregunta de Pilato no quedó registro alguno de contestación directa, entonces, hay que buscar en otras citas que nos ayuden a vislumbran las palabras de nuestro Salvador.

Jesucristo la luz verdadera que ilumina el alma que está en tinieblas vino al mundo a revelar la verdad de Dios, siendo el mismo el camino, y la verdad, y la vida (Juan 14.6) para conocer al Padre, no hay muchos caminos, no hay otras verdades, es una sola verdad, por esa razón, debemos concentrar todo nuestro esfuerzo a luchar en nuestro pensamiento y no dejar que la mentira que llegue a nuestros corazones lo que pregonan los falsos profetas y el mundo secular sobre los diversos caminos de la verdad de Dios.

En 2 Timoteo 4.3-4 dice “Porque vendrá un tiempo en que no soportarán la sana doctrina, sino que aun teniendo comezón de oír se amontonarán maestros conforme a sus propios malos deseos, y apartarán de la verdad sus oídos y se volverán a las fábulas”, de manera muy clara, se observa que apartarán de la verdad sus oídos, y si lo ponemos enfrente al v.38 del texto guía, Jesucristo dijo: “Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz”, sus ovejas escuchan su voz y lo siguen (Juan 10.4), por eso, debemos mantenernos escuchando la voz de Cristo y obedecerle, constantemente, pues nuestro pensamiento puede distraerse fácilmente en medio de una sociedad que está sumergida en el consumismo. Estas líneas apostólicas fueron escritas hace muchos siglos, ni siquiera existía el internet, pero Dios en su infinito conocimiento sabia de antemano que, aunque el evangelio de la gloria de Cristo se extendería al mundo entero, también la cizaña crecería (Mateo 13.24-30).

Debemos adorar a Dios en espíritu y en verdad (Juan 4.24), en espíritu referente al espíritu humano, al alma, al corazón, y en verdad conforme está en Jesús (Efesios 4.21), y puesto también que Él mismo es la verdad (Juan 14.6), por eso, no debemos tomar este tema de la verdad, como un tema filosófico, sino que es un llamamiento al conocimiento de Dios verdadero (Juan 17.3), es todos los días, ya que en cualquier momento se puede venir la ruina al alma, cuando poco a poco comenzamos a escuchar a otra voces, otras melodías suaves, otras palabras lisonjeras, que comienzan a pegarse como sanguijuelas en el corazón, y llega un tiempo cuando la tibieza tiene absorbida al alma.

Hoy es el día de escuchar la voz de Dios, no con fábulas, ni chistes carnales desde los pulpitos sobre la cosas de Dios, esto no se trata de ir un domingo a la iglesia cantar unas canciones y escuchar el sermón del pastor, y después salir de la congregación hacer lo que me plazca; este es el boom del momento entretener a almas que están muertas espiritualmente donde se le monta un show, y el corazón piensa que todo está bien, que se puede seguir empantanado en el secreto con el adulterio, la fornicación, la mentira, la ira, la falta de gozo, la pornografía, y muchas otras cosas carnales que se puede hacer en secreto, pero todo comienza cuando al escuchar la voz de la verdad ya no se siente la emoción y el gozo por Dios, y antes lo que se pensaba que era pecado, ya no lo es, porque la conciencia se está cauterizando.

Cuando se predica sobre el arrepentimiento, no es un mensaje muy popular, porque implica desnudarse ante Dios, y hacer un giro de 180 grados, y eso significa morir a todos los sueños carnales y egoístas que podemos llegar a tener para entregarnos a Cristo. Ser cristiano, es ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí (Gálatas 2.20).  Y cuando esto sucede de manera verdadera comenzaremos a experimentar la presencia de Cristo en nuestras vidas, el afán por las cosas de este mundo va disminuyendo, contemplando y reflejando su hermosura como a un espejo, transformados de gloria en gloria a la imagen de Dios, por el Espíritu del Señor (2 Corintios 3.18).

Toma estas palabras de aliento a sobreponerte, si llevas una vida fría en el Señor, y tapate los oídos a las mentiras de Satanás, porque el quiere destruirte, y abre los oídos a la verdad, a las palabras del Rey y Sumo Sacerdote, nuestro Señor Jesucristo, Él quiere siempre el bien de sus hijos, inclusive en medio de las aflicciones que pasamos todos los cristianos, conforme a las pruebas que podamos soportar cada uno (1 Corintios 10.13).

Vivimos en una sociedad plagada de idolatría donde dicen adorar al Dios verdadero, y cuando se les predicas que ese no es el Dios verdadero que dice la Biblia, se enojan y se vuelven contra ti, precisamente porque ser de la verdad, es recibir la gracia, misericordia, amor y bondad apartándose de los ídolos para servir al Dios vivo y verdadero (1 Tesalonicenses 1.9). En 1 Juan 5.20 dice “Pero también sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna”, y ver a Cristo como nuestro Señor, porque Él es la imagen misma de lo que Dios es (Hebreos 1.3), por tal motivo, no debemos tomar a Cristo como un simple mensajero, porque la misma verdad llegó al mundo, y fue palpada por los apóstoles que dieron testimonio y quedó escrito para que las generaciones futuras tuvieran la mayor noticias de todas, y es la bendición para la todas naciones por medio Cristo en el Espíritu (Gálatas 3.14), el acercamiento al Dios verdadero, para su gloria.   

Para finalizar esta reflexión tenemos la cita de 1 Juan 3.18 que dice “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”, porque una cosa es el conocimiento intelectual y otra es poner la palabra de Dios en practica; es tan fácil decir que se ama a Jesús, pero el mismo Jesucristo nos dice en muchas citas y parábolas que si somos parte del reino, debemos obedecer al Rey que nos gobierna, lo demás es una vil mentira en nuestras vidas, calentando bancas en las congregaciones y cantando canciones al aire, teniendo el corazón alejado del Dios vivo y verdadero (Mateo 15.7-9). Recuerda que porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y lleguen a conocer la verdad (1 Timoteo 2.3-4).

Elaborado por Pr. Jair Sánchez O.

Ministerio El Mensaje de Jesús


Imprimir   Correo electrónico
logo
Cartagena, Colombia
info@elmensajedejesus.org

El Mensaje de Jesús

Síguenos en nuestras redes:

Nos place recibirle al portal ''El Mensaje de Jesús''

    Acceso directo a las predicas del Pastor Jair Sánchez